Modernización de máquinas de CNC con pinza doble RG2

La empresa de fabricación de engranajes Osvald Jensen disminuye el tiempo de ciclo en 12 segundos utilizando la pinza doble de OnRobot La empresa con sede en Copenhague ha aumentado la productividad en sus máquinas de CNC modernizándolas con pinzas dobles RG2 de OnRobot. De esta manera, se disminuyen significativamente los tiempos de ciclo, permitiendo que la producción continúe después de que los operarios se hayan ido del taller. COPENHAGUE, FECHA – Se dice que, hace muchos años, el senador Everett Dirksen dijo: «mil millones por aquí, mil millones por allá, y pronto estarás hablando de dinero de verdad». Los fabricantes que buscan disminuir los tiempos de ciclo de las células de trabajo robótico podrían parafrasear a Dirksen de la siguiente manera: «Un segundo aquí, un segundo allá, y en poco tiempo estaremos viendo una mejora real en la eficiencia, el rendimiento y los beneficios». Los segundos cuentan en la industria manufacturera y, para la empresa de fabricación de engranajes Osvald Jensen con sede en Copenhague, los robots de colaboración (o cobots) han sido la solución para acelerar el trabajo y mejorar el rendimiento y la productividad del taller. Margen de mejora con la pinza doble Osvald Jensen utiliza cobots con pinzas colaborativas RG2 de OnRobot para cargar y descargar sus máquinas de CNC. Los robots cargarían una parte, esperarían a que terminara el proceso, descargarían esa parte y agarrarían una nueva. Sin duda, una aplicación perfecta que ha funcionado bien para la empresa. Y, sin embargo, todavía había margen de mejora para esta solución que contaba con una única pinza. «OnRobot ha desarrollado una pinza doble que, en comparación con la pinza individual, aumenta la productividad de la máquina de CNC por el simple hecho de ser capaz de manejar dos objetos al mismo tiempo. Nos dimos cuenta de que con otra inversión rentable, podríamos mejorar nuestra productividad aún más», afirma Christian Viereck, jefe de Producción de Osvald Jensen. El tiempo del ciclo se redujo en 12 segundos En un vídeo que documenta los tiempos de los ciclos de la pinza individual y de la pinza doble de OnRobot respectivamente, se observa con claridad la diferencia que supone el uso de una pinza doble en el tiempo del ciclo de producción. Mientras la pinza individual realiza la tarea en 27 segundos, la pinza doble termina en tan solo 15, ahorrándole a la compañía 12 segundos en cada ciclo. Por lo tanto, Osvald Jensen ha aumentado significativamente la productividad de sus máquinas de CNC de una manera muy rentable, únicamente modernizando sus máquinas de CNC con la pinza doble RG2 de OnRobot. No es necesario que los operarios estén presentes constantemente Esto ofrece una perspectiva prometedora para la industria de la producción, no solo en áreas con un alto coste laboral, sino también en países con un mercado laboral reducido. La pinza flexible, rápida y asequible es una inversión que libera el enorme potencial de la flota de máquinas de CNC ya instalada. Otro de los beneficios es la forma en la que la RG2 puede seguir trabajando sin la presencia de un operario. Cuando las luces se apagan y los humanos finalizan su jornada, el cobot y las pinzas colaborativas siguen trabajando, incrementando la productividad considerablemente. Lo único que los operarios tienen que hacer es llenar los cargadores con la materia prima. Por otra parte, la instalación de cobots puede liberar a los operarios de aquellas tareas tediosas y monótonas, mejorar las condiciones físicas de trabajo y permitir que pasen más tiempo realizando tareas más estimulantes. Además, un beneficio secundario inesperado fue que las máquinas de CNC comenzaron a producir piezas con una mayor tolerancia dimensional debido a una operación más estable y repetitiva. El motivo: que la temperatura, la humedad y otros factores variaban mucho menos. Retorno de la inversión rápido Para Osvald Jensen, el RG2 ha tenido un retorno de la inversión impresionante. «Para mantener la competitividad en un país con los costes tan elevados como Dinamarca y al mismo tiempo demostrar que somos una empresa moderna, hemos decidido invertir en la tecnología que nos da el mejor rendimiento. Hemos invertido mucho en nuestras máquinas de CNC, y con los robots colaborativos (sobre todo con la pinza de OnRobot) podemos, de una manera muy rentable, automatizarlos. Por ese motivo, en 2015 invertimos en nuestra primera pinza OnRobot y recuperamos la inversión en menos de tres meses», explica Christian Viereck. Tecnología accesible: también para pequeñas empresas Los cobots, o robots colaborativos, se han extendido a través de varios mercados en los últimos años. La industria alimentaria, la industria sanitaria y los fabricantes han descubierto sus múltiples ventajas, y ya los utilizan en sus diversas operaciones diarias. Con su automatización simplificada, aplicación segura y sencilla y alta flexibilidad, los cobots han sido diseñados expresamente para trabajar mano a mano con sus homólogos humanos. De hecho, pueden ofrecer una amplia gama de beneficios a los trabajadores humanos, tales como la liberación de tareas repetitivas o extenuantes, la reducción del riesgo de errores, y la creación de oportunidades de aprendizaje. Esto se consigue gracias a la alta precisión de los cobots, a un nivel de limpieza sencillo de mantener y a su capacidad para lograr un ambiente de trabajo estable y sin interrupciones. Parte de su popularidad se debe a su accesibilidad, por lo que incluso aquellos propietarios de pequeñas empresas pueden implementar cobots en sus operaciones, ya que constituyen una inversión económica comparable. Gracias a su diseño ligero y compacto, son sencillos de integrar e incluso de desplazar. La sencilla programación de los cobots hace que sea igual de fácil implementarlos que reinmplementarlos para tareas nuevas y diferentes.