ACERCA DE ONROBOT

OnRobot es una empresa de carácter internacional con sede en Odense (Dinamarca), capital mundial del sector robótico. Ponemos a su disposición innovadores efectores finales con el sistema plug & produce (enchufar y producir) que ayudan a los fabricantes a sacar el máximo partido a las ventajas que ofrecen los robots colaborativos: facilidad de uso, rentabilidad y seguridad en torno al personal.

Visión - Filosofía

Aspiramos a ser la empresa líder del sector de los efectores finales colaborativos y ofrecer a nuestros clientes soluciones innovadoras con auténtica función plug & produce.

Al mismo tiempo, nuestra principal pasión consiste en «reforzar la colaboración», por eso diseñamos productos que sean lo más fáciles de usar, seguros y versátiles posible.

Historia

OnRobot A/S nace en junio de 2018 como resultado de la fusión de tres innovadoras empresas de efectores finales determinadas a facilitar el crecimiento constante de la robótica colaborativa. La nueva empresa, OnRobot A/S, aglutina a la estadounidense Perception Robotics, la húngara OptoForce y la danesa On Robot. Esta sólida alianza impulsa la innovación y la facilidad de uso de los efectores finales robóticos.

Fundada en 2015, On Robot fabricaba las pinzas eléctricas RG2 y RG6 con sistema plug & play (enchufar y usar), de montaje directo en el brazo robótico, muy flexibles y tan fáciles de programar y manejar desde la propia interfaz del robot que no requerían de ingenieros. En 2014, Bilge J. Christiansen, motivado por su espíritu emprendedor, se embarca en el diseño de una innovadora pinza sin cables. Ebbe O. Fuglsang se une a Bilge J. Christiansen para trabajar en el desarrollo del software y la interfaz de usuario para la pinza RG2. En 2015 nace On Robot ApS y se venden las primeras pinzas en Europa. Comienza a crearse una red de distribuidores. En 2016, la empresa recibe una importante inyección de capital de inversores privados y del Fondo de Crecimiento danés. La red de distribución se amplía a Asia, Norteamérica y Oceanía. Durante 2017 y 2018, On Robot abre nuevas oficinas en EE. UU., Malasia y Alemania, mientras su red de distribución se expande para llegar a más de 40 países a través de más de un centenar de distribuidores.

Fundada en 2012, OptoForce fabricaba unos sensores de fuerza/par que dotaban de tacto a los robots industriales, lo que permitió automatizar tareas que, de otra forma, requerirían de la destreza humana. OptoForce nació como proyecto universitario en 2012, pero acabó por trasladar a la industria las últimas tecnologías procedentes de la investigación robótica. La empresa empieza a dar sus primeros pasos como proyecto universitario cuando sus dos fundadores, el Dr. Ákos Tar y el Dr. József Veres, se conocen estudiando biónica y robótica en la misma clase. Pusieron en marcha un proyecto para construir un robot con dos piernas. Una de las áreas prioritarias fue el desarrollo de los sentidos del robot, por lo que necesitaban medir las fuerzas que actuaban sobre la pierna a lo largo de los ejes X-Y-Z. Desarrollaron así una estructura estratificada en la que la silicona variaría su forma bajo una mayor carga, lo que posibilitaba la toma de mediciones en todas las direcciones. OptoForce obtuvo el respaldo de prestigiosos inversores, como las empresas de capital de riesgo húngaras Day One Capital, Finext Startup y Momentum, así como de Enrico Krog Iversen, antiguo director ejecutivo de Universal Robots.

Perception Robotics, fundada en 2012 y con sede en Los Angeles, desarrollaba pinzas robóticas inspiradas en la biología: una pinza inspirada en la biología del geco para manejar objetos grandes y planos, y una pinza táctil con sensores táctiles de goma («piel») certificados que dotan a los robots de sentido del tacto.